22 mar. 2008

No sé....

De verdad que no sé que más escribir... siento que se me agotan las ideas... puedo contar algo tal vez?
Cuando viví en Estados Unidos conocí una niña que intentó suicidarse. Algo que me pareció muy interesante era que le gustaba lastimarse las manos también... Por ejemplo, cogía colillas de cigarrillos y se las ponía en las manos, o se rascaba hasta el punto de sangrar...
Era algo complicado, nosotras estábamos en clase de cocina, y ella siempre parecía estar alegre, siempre sonreía, pero también siempre llegaba lastimada a clase, y nos decía con una sonrisa que había estado aburrida entonces decidió hacerlo.
También me di cuenta de que tenía cicatrices en las muñecas, y ella misma me dijo que había sufrido de depresión he intento matarse, pero que la encontraron y la llevaron a tiempo a la clínica. Yo creo que su familia era algo disfuncional. Christina era muy linda, pero le gustaba tinturarse el cabello de purpura o rojo, le gustaban los tatuajes, y ciertamente se vestía un poco extraño. Su hermano por otro lado, no era un caso tan diferente, era un niño que vivía en el mundo del ánime, siempre iba al colegio con una capa, y tenía el cabello tan largo que le cubría la cara, solamente se podía ver un un ojo... Steve, recuerdo que era su nombre, estábamos juntos en clase de discurso y debate... mmm.. en esa clase había mucha gente rara, y cuando digo rara no me refiero tanto a lo que hacían sino a cómo se vestían y se presentaban ante otros, sin embargo era un poco interesante hablar con ellos, pues esa clase de personas tan particulares, a quienes no les interesa la opinión de otros, son difíciles de encontrar en colombia...
He intentado comunicarme con Christina, lo poco que logré hablar con ella ayer, me dio a entender que está muy feliz, ahora vive sola y trabaja para mantenerse, tiene 18 años creo... sin embargo, no nos podemos dejar llevar por las apariencias, pues ella siempre pretendió estar feliz, pero por dentro, su vida era un caos...

No hay comentarios: