7 feb. 2008

Perdimos nuestra humanidad...

Esta mañana, hablaba con un amigo que estudia criminología en la Universidad Libre de Amsterdam (Vrije Universiteit Amsterdam). En medio de nuestra discusión llegamos a la conclusión de que día a día somos más insensibles e inhumanos.
Hace muchos años, asesinatos y suicidios eran acontecimientos poco comunes, o por lo menos hacían vibrar los corazones de las personas. Ahora, todas las noches las noticias nos informan de actos atroces que pasan en todo el mundo; padres que matan a sus hijos y luego se suicidan, tíos que violan a sus sobrinos, y ni hablar de aquellos hombres que torturan a otros sólo por placer.

¿Qué nos ha hecho tan insensibles? ¿Qué nos pasa que ya nada nos sorprende?
Hemos llegado al punto en que no nos interesa nada a no ser que nos toque directamente. Hemos dejado nuestra condición humana para convertirnos en mounstros que vivimos felices con el sufrimiento ageno.

En fin, esta es la triste realidad que vivimos. Violaciones, torturas y asesinatos son cada vez más parte de nuestras vidas, y nosotros ya nos acostumbramos a ellos. Si seguimos así, más adelante ya nada nos sorprenderá y todo será aceptado con libertad en la sociedad.

No hay comentarios: